lunes, 18 de julio de 2011

SEIS: Durar, lauidecer, partir.

Esa era mas o menos la cojugacion de verbos -de haber hablado español- de estas mujeres, que eran consideradas menos que humanas. Hasta el dia de hoy, los adictos al sistema sostienen que los intocables no son personas. Y menos aun las mujeres.

Ello no impidio que las casaran de niñas, que sus maridos las abandonaran, que la vida mas que vida se convirtiera en 'durar' para casi sin darse cuenta pasar a 'languidecer' esperando 'partir'. Fue entonces cuando algunas, como     se encontraron con una pareja de soñadores, egresados con las mejores notas y con todo el destino de ser profesionales de exito en su pais, que pusieron proa a la India y se dedicaron a tratar de paliar el dolor de las indefensos montando un hospital en lo que habia sido una clinica veterinaria. Pronto comprendieron que la medicina occidental o su vision no ayudaba mucho a estas personas; montada mas en el negocio que en la prevencion, desestima remedios caseros -rehidratacion oral incluida- y no enseña como prevenir los grandes males. Muchas enfermedades se curan con una simple pildora pero una persona analfabeta le cuesta calcular la hora que debe tomarla o para combatir el hambre de un niño una madre que jamas piso una escuela no sabe lo que significa 130 gr. de leche en polvo.
Veian que los niños morian como moscas a causa de hambre cronica, la diarrea y para ninguna de elllas es necesario un medico titulado. La solucion era capacitar a los mismos habitantes, pero un muro enorme como el Himalaya se les puso en el camino: el prejuicio. Jamas alguien de una casta superior, instruida, trataria como a un igual a una persona que considerara inferior, ni haria rondas domiciliarias.
Solo alguien que conociera bien los fuegos de aquel infierno, forjado a golpes en lo mas sordido de sus entrañas, que pudiera ganarse la confianza de aquella vastedad de almas desamparadas por el hecho de haber compartido sus penurias, podria hacerlo.
Lo soñaron y lo hicieron. El monto inicial daria risa a cualquier empresario. 500000 dolares. Con ese importe, se fundo y alisto el hospital, se dio abrigo, cobijo y contencion a las mujeres, ademas de capacitarlas como Agentes Sanitarias.
Para Sarubai Salve, agente de salud de su pueblo, que cuenta que ha traido al mundo mas de 500 bebes y jamas perdio a uno o a la madre,  solo un ejemplo, el titulo es lo de menos. Pueden llamarla Agente, Medica o Angel.

18 comentarios:

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Despues de muchas interrupciones, sigue la historia de las muchachas de la India. Asi fue como empezo todo y con la tremenda paradoja, que cuando estas en el fondo del pozo, en medio del Infierno,aunque conozcas sus trampas y laberintos, muchas veces para salir se necesita que otro te tienda una mano.

LOLA dijo...

Muy lindo tu texto Siempre te veia en recomenzar.
Al desaparecer
me olvide de ti
y ahora de casualidad he vuelto a leerte
Un abrazo

Leodegundia dijo...

Cuantas cosas buenas se podrían hacer por estas gentes tan necesitadas y tan maltratadas por la vida. Menos mal que como nos cuentas hay personas como Sarubai Salve.
Un saludo

La Gata Coqueta dijo...


La amistad tiene la asombrosa capacidad de hacer que las alegrías se crezcan y las penas se diluyan...

Hoy es el día del amigo, y entre todos vamos poblando con hojas de amistad el universo de árboles de vida.

Siendo tus hojas el aporte fundamental de vida para mi, hoy te dice mi alma cantando!!

¡¡Feliz día de la amistad amig@!!

María del Carmen

fgiucich dijo...

Recién llegado de Asunción, te mando un abrazo en el día del amigo y me pongo a leer esta entrada. Abrazos.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

hola alejandra, gracias por tu visita, pues necesito que me ayudes para aclarar un poco el lío que tengo.
Resulta que me han desaparecido algunos seguidores y los voy a visando, ellos no se habían dado cuenta que no estaban, yo recuerdo que tú también estabas de seguidora y cuanta sorpresa tengo que yo no estoy entre tus seguidores ¿Es que yo me olvidé de ponerme de seguidora en tu blog? o es que realmente no somos seguidoras una de la otra ? En fin...si puedes me lo aclaras
mi correo
sorceciliacodina@hotmail.com
Gracias, esto es un lío de familia jaja!!!
Sor.Cecilia

juan andrés estrelles dijo...

Ciertamente la crudeza de este tipo de historias te hace recapacitar sobre las miserias y sin sentidos que aún hoy en día se repiten por todo el mundo. Se supone que vivimos en una sociedad con conciencia, con inquietudes y deseos de hacer que todo sea un poco más justo un poco más humano. Pero entonces surgen historias como esta y la sobra de la duda y la desconfianza en las personas se hace más alargada. Un abrazo.

María dijo...

Muy interesante la historia de las muchachas de la india, Alejandra, me encantó volver a tu blog, ahora lo hago más despacio en estos días de verano y de descanso.

Un besazo.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Perdon por la perdida, la falta de mi huella por sus sitios, pero es que la enfermedad no me quiere dejar, ha resultado una amante mas fiel de lo deseado, y mas costosa que lo puedo sustentar, pero bueno, ya se ira la gripe ysus consecuencias molestas. Al menos no soy yo la internada y con el suero puesto, aunque pensandolo bien una estadia en hab. a solas, con gastos pagos, medicacion y comida incluidas no me vendria nada mal... Alguien llame a la ambulancia por favor, ah, y paguen la medicina privada, se me olvidaba.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Leo, si se puede hacer mucho por estas gentes en tantas partes del mundo pero como no es redituable, no interesa hacerlo. Lo terrible y paradojico es que para salir de la miseria en que estaban hundidos, siempre se depende que otro que este arriba tenga conmiseracion y tienda una mano.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Lola, ya veras las causas de mi perdida de los blogs, quedaba todo en programado, ahora estoy en cero...

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Gatita, completamente de acuerdo!!!
.
Fer, me alegra que la gente viaje, espero que algun dia me toque a mi...

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Sor Cecilia, lo del proselitaje blogero pueden estar o no estar, sobre todo si dan de baja el blog o si funciona mal., todo puede suceder aqui...

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Juan, esta historia salio bien porque alguien quizo y puso los fondos para que saliera bien, al menos un tiro para el lado de la justicia.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Maria, me alegro que se esten preparando para las vacaciones por alla, por aca ni miras por ser pleno invierno, y motivos mas terrenales.
Un poco interrupmpida la historia, aunque el homenaje a Facundo Cabral, que fue a ayudar al dispensario de la madre Teresa y no precisamente a tomar el te, sino a ayudar como Dios manda, no estan tan lejos de esta historia.

La Gata Coqueta dijo...


Somos aves de paso que en el camino nos hemos encontrado abrazando la convivencia a través de las palabras.

Palabras que en conformidad con los pensamientos van describiendo diferentes lineas, consiguiendo que las pupilas del lector se queden abstraídas deleitándose con la lectura y las imágenes que le rodean...

El aprecio de tu amistad hoy la valoro más que ayer y mucho menos que mañana!!

Una acuarela de besos de despedida, pero no de olvidos...

¡¡Chao!!

María del Carmen

Nacida en África dijo...

Mi querida Alejandra:No vengo solamente a leerte sino a darte las gracias por haber derramado tus sentimientos en mi blog que es el tuyo.Las madres son una parte esencial en nuestra vida pero yo aunque la tenga con salud, no la tengo a mi lado y tengo que conformarme con llamarla cada noche. Ya sé que eso es un gran regalo pero sé también que son muchos los besos y abrazos que no le puedo dar.Gracias por escucharme.

En cuanto a tu escrito, me indigna como personas como nosotras pueden vivir o pudieron vivir en ese estado parecido al de los animales. Siempre es necesario que hayan soñadores que sepan cambiar lo que parece incambiable.

Me alegro de estar nuevamente contigo.

Brisas y besos.

La Dame Masquée dijo...

Lo que prueba, madame, que cuando hay buena voluntad y verdadero interés se puede hacer mucho con muy poco.

Feliz tarde

Bisous