sábado, 30 de junio de 2012

El hombre que hacia llorar a los arboles.

Seria un buen titulo para un relato de misterio, de bosques umbrios, rozando lo tenebroso, donde se aventurara alguien quizas normal, quizas extraño, que por sus actos, hiciera estremecer los arboles desde la raiz hasta la ultima hoja, una historia de suspenso -como cuando mobbing mediante mis ex-jefes sin tapujos charlaban con otros como me matarian y enterrarian en un bosque, que en los blogs de un diario espanto a mas de cuatro cuando lo narre, lo cual no es secreto pues es prueba de juicio- pero la verdad es simplemente otra mucho mas sencilla.

El hombre que hace llorar y tambien hace sangrar a los arboles es un simple empleado municipal, que desde que importamos -cambio climatico mediante- un clima tropical por verano, con trombas marinas y tornados, han resuelto que hay que podar los arboles de forma distinta. Ya no pueden alzar sus ramas hacia el cielo, graciles, como manos dando gracias por el clima benigno o elegantes bailarines: deben ser cortadas. Y alli va el hombre con una motosierra, serrando de a pedazos las ramitas, ramas, lo que ayer se alzaba majestuoso como estatua vegetal, hoy yace amontonado en tierra.

Las tipas, arbol autoctono de la zona, llora. Ademas de sus flores amarillas, que en el verano dejan caer como una alfombra a los pies, tambien deja caer gotas de agua, un llanto de alegria o dolor constante. Hoy -son los arboles que mas tiempo mantienen las hojas en el otoño- lloraban de pena. A sus pies, estaban sus partes mutiladas, sus ramas, sus brazos de bailarinas, de alabanza al cielo, toscos pedazos esperando ser hoguera. Para sorpresa de varios paseantes, incluida yo, es que las partes cortadas, estaban manchadas de sangre. Sangre vegetal, cerosa, resina. Resina de su corteza interna, roja como la sangre humana. Hasta el patron con el que fluia por las   caras del corte, hasta manchar el suelo se parecia a la sangre.
Incolume, el hombre que hacia llorar y sangrar a los arboles, seguia con su trabajo de destripador....


15 comentarios:

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Estaba por jugarme una apuesta a mi misma....
¿Alguna vez vieron un arbol sangrar?

Leodegundia dijo...

No, nunca vi un árbol sangrar pero estoy segura de que muchos lloran a su manera por el mal trato al que el género humano los somete.

Buen día

Ligia dijo...

En verdad que las imágenes son impresionantes... Abrazos

Susana Peiró dijo...

Mi Alyx, vuelvo a confirmar en este artículo, a la poeta y mujer sensible que te habita. Sólo Vos detuviste la marcha (loca, de todos los días) para ver piadosamente las “lágrimas” y “sangre” de esos nobles árboles. Y le dedicaste estas cariñosas letras. Muchas Gracias.
Sigo en una espiral de trabajo y ocupaciones y luchando contra los días cada vez màs cortos. Creeme Amiga, ya no recuerdo còmo lograba antes disponer tiempo para investigar-estudiar-escribir-publicar-visitar amigos. De todas formas, cuando puedo, aquí estoy. Un enorme abrazo para Vos!!!

La Dame Masquée dijo...

Increíble! Nunca hubiera imaginado algo así. Pero no me sorprende que los árboles lloren y sangren, con lo mal que los tratamos los humanos.

Buenas noches

Bisous

Gizela dijo...

Impactantes las fotografías!!
En Venezuela, también tenemos un árbol de sangra: Drago o Grago
La "sangre tiene propiedades medicinales Recuerdo cuando niña Uffff!!!
Me daban de su sangre, bien amarga por cierto, en gárgaras, para mitigar mis eternas amigdalitis...

Veo mucho esa poda, especialmente en Galicia, en las carreteras de montaña
Los podan para que los vientos no tumben sus ramas y cierren las carreteras y....se ven tan tristes sus restos ahí esperando que los recojan....
Besosssss niña linda y bonita semana!!!!!

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Leodegundia, bueno, yo tampoco los habia visto sangrar asi, es la primera vez que lo veo, de modo que ahi me plante y lo retrate porque me impresiono ver esas ramas sangrando como muñones cortados. Todo un shock te dire.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Ligia, si que impresiona, y mas aun en vivo. Habia tantas ademas, y el tipo seguia con la motosierra, meta cortar y cortar...
.
Susana, la verdad es que me gustaria un poco de tu vertigo, estaba pasando por ahi, camara en mano, en fin, y me quede helada de ver como sangraban los pobres arboles. Nunca lohabia visto, no se si alguien mas alguna vez los vio, pero aqui estan, dando testimonio de su dolor.

Isabel Barceló Chico dijo...

Hermoso post, Alyx, con tu sensibilidad de siempre. Los árboles son nuestros amigos, están vivos aunque no puedan moverse, y esa sangre roja lo demuestra. Recuerdo que hace un montón de años escribí un poema (bastante flojo) sobre los árboles sintiéndome uno de ellos. Impresionantes las fotos. Dolorosa la crueldad humana hacia el mundo vegetal y hacia tantos seres humanos. Un abrazo muy fuerte, querida amiga.

fgiucich dijo...

Todo cambia, todo evoluciona, pero para peor. Abrazos.
PD He visto, muchas veces, sangrar un árbol, si entendemos por sangre, la sabia que expulsa. Otro Abrazo.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Mi querida Alejandra, nunca he visto un árbol sangrar, pero sí ha sangrado y llorado mi alma, cuando los han mutilado o arrancado de cuajo sin más.
El hombre con su estúpida avaricia rompe el alma de los pobres y deja la tierra en la oscuridad.
Con ternura te dejo un beso
Tu amiga.
Sor.Cecilia

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Susana, me sorprendio que me consideres 'poeta' porque lo unico que tiene esto de poetico es el titulo, en realidad debe ser una las 'peorcitas' cosas que he escrito, pero hasta la inspiracion se congelo con el frio que se vino....
.
Madame, yo tampoco me imaginaba que estos arboles, que no son pinos, tuvieran resina y menos de ese color. en persona, viendolos realmente era impresionante. Y yo sin salirme algo mejor.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Isabel, no creo que hayas escrito algo tan mal, no de tu parte. Peor que esto no puede ser de seguro porque no es de lo mas inspirado que me ha salido.
.
Sor Cecilia, en Cordoba debe haber tipas sin duda, son un arbol de esta zona. En España podras decir que conociste arboles que lloran y sangran, como uno cuando ve lo que les hacen.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Fer, esperemos que algo cambie para mejor, sino estamos todos fritos....

Pamela dijo...

ALYX!!! Se me ha encogido el corazón al ver estas imágenes, sólo tu podías haberlas visto, muchos seguramente pasaron de largo. Gracias por el remezón