viernes, 3 de febrero de 2012

El frio ojo de la luna: y final, para que dure dos semanas!

- Hermosa la luna, no habia notado como se mueve, pero ahora veo que esta en el borde de la ventanilla- dijo el musico. Si, amenazaba escaparse del marco  no ciertamente de museo de la ventanilla para seguir su solitario paseo por los prados del cielo, un galeón en un mar de tenues nubes, habia que mirar hacia arriba para ver su faz palida, habia perdido los tonos calidos de cuando recien se levanta de su lecho de sembradios y se habia maquillado nuevamente en tonos plata. Reina absoluta en el cielo, rodeada de su corte de estrellas.
-¿Se ve linda en un barco?- pregunto el nene. Le dije que si, pero la verdad, nunca la vi desde el mar o desde el rio, ni siquiera a bordo de una canoa.

Debimos ser los candidatos a naufragos o ahogados mas mal hablados de la historia, porque con cada ola que nos pasaba por encima, lo que nos salia decir era alguna palabrota, con la fuerza que tienen. Aunque no me hubiera venido mal una frase mas espiritual o la guia de la Luna, una estrella, con el cielo  oscuro como la noche ver aunque fuera a traves de las nubes sentir  su reflejo, solo tenia el 'vas bien' del suboficial pescador y olas, espumas por todas partes y cuando ya pensaba que me habia pasado de largo, que iba rumbo a las Bermudas en medio de una tormenta, junto con el ruido de algunos metales que se rompian de la cubierta superior donde se tomaba sol y se pescaba, aparecio tenue como esperanza de pobre, la linea de la costa. Justo la parte que no necesitaba, alli las olas rompian contra el acantilado; habia una playa que nos gustaba por su bajada agreste  y por una roca inmensa, un pedazo del farallon que quedo en pie, a  casi 20 metros de lo que habia formado parte y se estaba rajando en dos partes. De A a B, en diagonal, ya faltaba poco, habia que corregir un poco el angulo porque las olas y el viento me dieron una nocion de abatimiento y deriva desviandome de curso, movinos la rueda de hierro que pesaba como un mundo; para no haberse inventado la cirugia refractiva todavia, no estuvo tan mal el calculo a ojo y sin entender de grados,latitud y longitud  vimos con alivio  al faro mas antiguo en servico del pais: una  luz que daba gusto ver como promesa de salvacion, el destello que tanta oscuridad lo reducia al brillo de la luz de una cerilla. Tocaba esquivar el banco de arena si bien no teniamos problemas de calado, dar una vuelta como quien dobla la esquina para embocar el rio. Luego me entere que la gente del poblado se sorprendio que entre el estruendo de las olas que rompian con furia, los rayos y la lluvia, apareciera como si nada la blanca silueta -su color de entonces- del catamaran  a los saltos, tumbos y saliendo de un abrazo de agua cada tanto, mas adentro de las olas que afuera. Mas de uno se pregunto que  haciamos en medio de ese pandemonium, como nos habiamos metido en ese berenjenal y lo mejor, se pegaron a las ventanas para ver como ibamos a salir del brete y no era cosa de dejarlos con el gusto de un buen espectaculo.
Con la pleamar mas la tormenta el rio estaba alto, no podia desembocar, en la boca luchaban dos fuerzas de la naturaleza en sentido contrario, y justo en el medio nos ibamos a meter. Segun mi tio las olas de cola son odiadas: yo las amaria. El rio en su tozudez por desembocar nos dio una clase de deriva, abatimiento y "aqui no entras", empujandonos de nuevo al mar, la correntada nos empujaba hacia afuera y la siguiente ola nos daba un trastazo y nos empujaba un poco que luego el rio repelia.
- Anda hacia la costa, olvidate del canal con lo alto que esta- fue el consejo del experto, que razon tenia, no habia que preocuparse por embocar el estrecho canal navegable o los bancos de arena, habia agua de sobra.
Le pedi mas al motor, pero en diagonal la correntada empujaba mejor hacia mar afuera y nos golpeo  una ola de costado como esas no recomiendo a nadie. ¿Cual es la posicion mas favorable? ¿Que hubiera pensado mi tio? Lo mas favorable es que el rio no nos empuje mar afuera tan facilmente y que una ola no nos golpee de costado, una como esa que viene ahi y que nos dio un golpe como puñetazo. Gire, giramos la rueda con una audacia temeraria y el barcucho ya fuera que respondiera al mando o acomodado por dos olas que lo abofetearon, se puso en linea recta frente al rio. La opcion mas favorable no siempre es la mas comoda, un buen momento para descubrir esto, lo que mas te conviene lo maldices hasta en sanscrito y aun asi es eso o pasarlas peor. No se cuanto tiempo estuvimos en el tira y afloje de dos fuerzas que nos querian echar cada una a la otra, fue un momento eterno, interminable, vapuleados y rechazados por los elementos. Exigi mas al pobre motor, y con el golpe de todas las olas de cola que nos dieron una azotaina feroz, entramos al rio en liena recta que nos recibia con su peor cara,  alto, soberbio y con una resitencia digna de mejor causa o con quien meterse. Cada ola de cola levantaba la proa ñata y vencia algo de la  resistencia del rio, nos montaba sobre su testarudez de echarnos aunque tambien lo sentia la estructura, podia mandarnos al demonio; el rio empujaba hacia afuera y otra ola nos hacia cabecear y nos metia unos metros en el cauce, cada metro ganado era una batalla; solo escuchaba el estrepito de las olas que pegaban en la cola, el ruido de metales que entrechocaban y veia la proa saltar, ganarle un poco a la corriente traidora. .Lo unico a favor era que no tenia que preocuparme por el canal o el calado, estabamos acalambrados hasta los dientes cuando caimos en la cuenta que mal o bien habiamos logrado entrar, el motor casi exanime apenas si nos movia contracorriente; entre las islas crei que volveriamos al mar de nuevo. Fue otra eternidad hasta que llegamos al muelle donde al parecer nadie nos esperaba, y por primera  vez me dispuse a atracar recordando que si la proa se pasa de donde has calculado ir... no digo que fue un atraque perfecto, pero no estuvo mal considerando las circunstancias. Nadie esperandonos: O nos hacian cantando con las sirenas o con rumbo al Caribe, asi que el practico improvisado tuvo que ir a encargarse del amarre. Mi viejo esaba ahi, firme a mi lado, empapados y los dos con los nudillos blancos.
Una vez que amarraron el catamaran acorde a las circunstancias, hubo que esperar que llamaran por telefono al camion para el producto de la pezca, lavarse los mareados y deshacerse de las pruebas, despertar al ebrio, pero el baño seguia clausurado.
Para cuando se termino con toda la descarga, se bajaron todos, estaba no solo empapada, sino helada; el precio fue una nada: un resfrio de esos quebrantahuesos que me mantuvo confinada en mis aposentos -una parte de la casa antigua con antesala, dormitorio, calefactor electrico propio y baño privado propio donde juraban de noche se escuchaban fantasmas dado que la edificacion era parte original de la vieja carcel cuyas ruinas podian verse por la ventana. Aun asi los fantasmas conmigo faltaron a la cita y estuve casi 10 dias durmiendome con el unico canal de TV en una epoca sin TVcable, leyendo, estornudando y con la nariz que chorreaba tanto como habia llovido.
Volvi a salir a navegar mientras fue temporada y posible dos o tres veces mas, luego  aprobaria los examenes en la universidad y me mudaria a Neuquen a estudiar, dejando el timon por largo tiempo. Curiosamente, no me recibi en la carrera que me inscribi, ni la que cursaria luego ya definitivamente en Buenos Aires. Me recibiria si, muy joven, y creo sigo ostentando el record de ser quien se recibio con menos años -21 estrenando mayoria de edad de la epoca- y con el mayor promedio de mi grupo en otra carrera. Luego rendi unos pocos examenes mas y obtuve otro titulo, que llegado el caso me habilitaria a tomar el timon nuevamente; en caso de emergencia la ley me autorizaba a asumir nada mas ni nada menos que como Capitan de buque mercante.


Mire la luna que dueña y señora de su derrotero, siempre el mismo, se ubicaba casi sobre el techo del tren, las hojas de un arbol me hicieron cosquillas y me dejaron alguna semilla en el pelo.Si, claro que es hermosa, se ve bella, ha cautivado generaciones, le han cantado los locos y los poetas, le han aullado los lobos, la he admirado, han gastado fortunas en ir a verla en persona. 
Los durmientes gimieron bajo el peso del tren y este culebreo, un simil de un verdadero cabeceo, mire las señales. Todas en  amarillo. Precaucion. No va ningun tren adelante aunque nos acerquemos a los suburbios que nos daran la bienvenida a la ciudad, las vias en mal estado remedan para muchos, que viajan en un barco. El niño se reie con cada salto y cada oscilacion, el silbato agudo de la maquina en medio de la noche horadando el silencio de los campos como gota de agua sobre la piedra, la tenue luz interior fruto del desinteres, que dejan entrever el ojo de buey del ultimo vagon por donde atrapadas en su circulo se ve brillar, aun en su deterioro, la doble hilera de los railes. Bisnieta de constructores de vias, me pregunte por enesima vez que pensarian los que dejaron su vida aqui construyendo, de ver como esos hilos de plata que la luna arranca brillo que parecen alambres retorcidos y hace  para muchos viajar en un tren les simula viajar por el mar.
Quizas les doliera tanto como a mi, como duele todo, como fugarse furtivamente en el primer tren que se me puso a mano en el loco y tonto afan de olvidar la tormenta que estallaba sobre mi cabeza, Si, en el tiempo transcurrido capearia tormentas de distinta clase, pero ahora tenia olas por todas partes, y estaba sola al timon de mi vida y de poco me sirve el diploma que legalmente en casos de fuerza mayor me da rango y autoridad de Capitan de buque, aunque le hubiera escrito al dorso del diploma habilitante 'Con experiencia en tormentas', cuando hay tormentas en el alma que ni el mismisimo Lord Nelson como lo dejado mas que demostrado en la practica, lograria capear.
De la primera, al menos los pobladores de La Boca del Rio Negro, algunos años despues, seguian recordando " el dia que una tormenta no dejaba entrar el catamaran al rio..."

Ilustraciones: Costa patagonica, Google Maps, quizas se trate de Playa Bonita, asi llamada en la epoca, donde el acantilado se desgrana con el oleaje como se ve en la foto.
Acantilados de la costa patagonica.
Detalle de un eclipse lunar.


23 comentarios:

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Fuera del escrito original, el ultimo dia de enero nos confirmaron un diagnostico nada favorable.
¿se puede hacer algo? Si, en eso estamos. Pero el shock es una ola mas golpenadonos como las mas bravas que enfrentamos.

La Dame Masquée dijo...

Su comentario me deja un tanto inquieta, me quita ese buen sabor que me había dejado el hermoso relato. Espero que, sea lo que sea, lo capee usted con la pericia con la que nos lo ha narrado.

Feliz fin de semana

Bisous

Gizela dijo...

Espero que sí...espero que logren capear esta tormenta...como el día que no los quería dejar entrar al río
De la historia te diré que ha sido un verdadero placer, seguir todo el susto y esfuerzo, de tu timón
Besos amiga!!!

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Madame, si esta vez tenemos tormenta pero de otra clase... En cuanto a esta de años ha, es sabido que me salve aunque no estaba sola en ese momento.
Veremos que pasa ahora.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Gizella, me alegro que mis aventuras por el Rio Negro te hallan gustado, a la gente que vio nuestra entrada parece que tambien le gusto pues 5 años despues, todavia era recordada.

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Gracias mi querida Alegrandra, sé que estás a mi lado, lo sé y te siento casi el aliento
Un beso
Sor.Cecilia

don vito andolina dijo...

Hola Alejandra, me pongo de pie, me quito la manta que me arropa pues como cae agua y frío ne mi tierra, y te digo GENIAL¡¡¡
Precioso cuento amiga, me encantó...lo reeleré una y mil veces pues es seguro que me perdí algo...
Gracias guapa, a tus pies, pasa buena atrde, besos naúfragos..

Susana Peiró dijo...

Querida Alyx, llego en medio de mi ajetreada jornada de trabajo. (Este año ha comenzado con un ritmo muy difícil de llevar)

Volveré para leerte con tranquilidad y con los dos ojos, espero que estés bien...¿estás bien? Ojalá así sea!

Mi abrazo y recuerdo siempre!

Isabel Barceló Chico dijo...

Después de capear con tanta pericia aquel temporal - y tantos otros metafóricos temporales que han venido después - estoy segura de que también sortearás con mano firme el que tienes ahora delante. Una historia muy bella de alguien que no se rinde nunca: eso esperamos de tí. Un abrazo muy fuerte.

Leodegundia dijo...

Leyendo el relato luchamos contigo para poder llegar a puerto, una buena descripción, te felicito.
Espero y deseo que esa otra ola que se te presenta ahora la puedas vencer sin grandes problemas.
Buen día.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Sor Cecilia, en medio de tu trajin con tus preparativos, te tomas tiempo para estar al lado de tanta gente, que ¿como no estar al lado tuyo? Es imposibble, sencillamente.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Don Vito, gracias por sus palabras y de tan buen poeta nada mas ni ada menos. Si se perdio de algo... quizas de alguna ola (y alguna palabra soez de los canidatos a ahogados mas que naufragos) no va a pasar.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Susana, asi que mucho trabajo y encima los habituales del blog que nos dejan mas referencias para el blog, lo que faltaba,¿no? te esperamos asi sea con medio ojo!

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Isabel, de esa nos salvamos aunque la entrada poco triunfal que hicimos fue recordada por años, esta vez la situacion es muy distinta, pese todo sigo buscando la forma que la otra parte no afloje esta vez.

La Gata Coqueta dijo...



Esto no es un verso, este es mi pensamiento y se lo hago saber a la brisa de la tarde para que te comunique entre las bambalinas de la emoción…

Que pases un extraordinario fin de semana y capees esa ola inoportuna de la mejor forma posible para que no deje huellas, en el cuerpo ni en el alma...

He pasado un momento muy entretenido leyendo tus intrepidas aventuras.
Bravo por tu agilidad mental!!

Un beso y una flor del color de las ilusiones, aquellas que a veces nos sorprenden en el camino.

María del Carmen

MA dijo...

Gracias mil, mi apreciada Alejandra por compartir tu escritura que nace de tu cálido corazón... con recuerdos tormentosos en tu relato por entregas. Un placer leer tu blog.

Besos de MA.

El blog de MA.

lady ice dijo...

tuve que leer las entradas anteriores y la verdad, chapeau! me saco el sombrero entre el contrapunto del hoy con el viaje en tren y el ayer tan ajetreado via maritima. que la navegacion en este pais no la controla nadie no la controla nadie y la prueba esta en el que se llevo puesto o casi la Libertad el año pasado, asi que no me sorprenda nada un patron que se descompone y deja un barco varado en la tormenta para que se arreglen los pasajeros. menos mal que antes te enseño aunque a esa edad ya tenias amplia experiencia en barcos, entrenar con comandos y otras habilidades que ninguna jovencita de tu clase tenia.todo un modelito de vida y valores que se veia venir.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Gatita, muchas gracias por tus palabras, y mas aun viniendo de tan distinguidas patas. La flor de tan raro color... dejame pensar con que te sorprende la madre natura en este verano...

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

MA, esto lo publicaba en partes o ne mataban, no me quedaba otra aunque se podria haber resumido en una linea: sali a navegar y casi me ahogo, lo que no es muy incitante a la lectura, no?

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Lady Ice, si fui poco convencional en la juventud, en la adolescencia, y mas alla aun. Se veia venir que? que escribiria sobre ello? puede ser, como que no creo en las 'clases' por ejemplo.

La Gata Coqueta dijo...



Hoy día del amor y la Amistad me detengo a tú lado, para sentirme arropada por el calor y el afecto entrañable que se respira en este tu espacio.

Para los enamorados;
que lo han estado,
para los que lo están,
y para los que pronto
lo estarán.

Para todos ellos!!

¡¡Feliz día de San Valentín!

Muackkkkkkk
Muackkkkkkkkk
Muackkkkkkkkkkkkk

De esta tu siempre amiga…

María del Carmen



La Gata Coqueta dijo...



La Vida es espectacular y hay que aprovechar a disfrutarla en todas sus vertientes, incluido el carnaval que mañana es su día grande y algunos de los más jóvenes lo pasaran en grande devolviéndoles la ilusión a los no ya tan jóvenes...

Te deseo un fin de semana lleno de todo aquello que tu alma necesite por abrigo...

Un beso
un abrazo
y mi aprecio
para siempre

María del Carmen


Xibeliuss Jar dijo...

Alejandra, llego muy tarde porque ando fatal de tiempo - no quería perderme este final.
El relato me ha hecho vivir el mar casi como nadie desde Conrad lo ha conseguido. Mi sincera enhorabuena.
En cuanto al diagnóstico... sólo queda encararlo con pulso firme e intentar, también ahora, llegar a puerto. Ojalá sea así.

Estoy al borde de la desconexión, pero trataré de seguir pasando.
Abrazos