viernes, 3 de agosto de 2012

Sur: Hombre viudo busca (2da parte)


El dueño de casa paseo su mirada por el salon, vigilante y atento. No esperaba visitas de abolengo extras, ni al propio 'Señor Antoine' si bien era consciente del revuelo, y que las conversaciones eran un pendulo: ora se inclinaban hacia la Bestia, ora hacia el tema de ver quien  y como lograba atraer la atencion  del quien podria llegar a ser el Señor de Tourelle y tener una mas que importante posicion en el Languedoc. Si bien pertenecia a la nobleza togada -no a la de espada como los Morangies y hasta el mismisimo 'Señor Antoine'- y de provincia; no por ello tenia menos influencia en la region donde se producian los mejores vinos de Francia. Por el momento, las damas se dedicaban al segundo tema, por lo que llego a escuchar.




- Hacerme venir mi tia por un solo hombre, pense que las oportunidades de hacer un buen matrimonio abundaban aqui, y mas con el tema de la Bestia- se quejo una chica bonita, cuyo vestido era el mas a la moda en su rosa palido.- Y un simple viñatero, los hombres del Rey no vendran por aqui, menos mal que aun quedan los escuadrones regulares...
- No has entendido nada, no es un simple viñatero, o sino, ve a buscar marido entre los  Morangies que adiestran lindos animales como la Bestia ¿verdad Francoise?- pregunto la chica del vestido color rojo sangre de la seda no le sentaba bien. Francoise,  con su unico y sencillo vestido de fiesta  color marfil que denotaba ser el de mas tiempo atras, suspiro, agito el viejo abanico dudosamente arreglado que revelo lo malo del arreglo; ya se habia hecho conocida por su locuacidad y por llevarlos lejos de alli por un momento.
- Como lo veo, ellas-  el nacar del abanico que se despego con solo ese gesto de señalar a las demas- tienen mas oportunidades que nosotras. La que se case con el, y le de un hijo, se  gana un titulo de nobleza y un señorio en esta zona que es mas intrincada que encaje de bolillo; de casarse dentro de su circulo y con un heredero, seguramente su padre le levantara la penitencia y la desherencia... . El favor que goza su hermano menor es solo temporal- la luz de las velas reflejaba  brillo en su pelo negro y en sus ojos, era bonita,  de buena cuna pero con sus finanzas en quiebra, su familia mas bajo tierra que encima de esta                           no le auguraban nada bueno a su porvenir.
- Su padre lo desheredo de todo, titulo, tierras, rango, herencia, querida.- insistio la otra poniendose tan roja como su vestido, y se escucharon una serie de 'oh', 'ah', 'no' y hasta el nombre de la mujer de rojo: Constanze- Todo porque cuando vino de la guerra, aun herido y todo, se caso con una muchacha que bueno, no solo no era noble sino que tambien era.... j u d i a. Tenian bastante dinero para banqueros de provincia, pero como van las cosas, para esa familia ahora es otro cantar.... Bueno, como sea se caso con la joven, que era algo bonita y heredera de una buena finca: buena tierra, buenas cepas, buenos vinos y muy antigua, dicen que se remonta a la epoca de los romanos -y a excepcion de Francoise que sabia a que se referia, tuvo que hacer una breve referencia a los romanos historicos, no al Papa ni al partido 'devoto' que adepto a la Iglesia Romana se oponia al modo de vida del Rey con mas fracasos que exitos- solo que... eso, de familia judia. Ya se sabe que con ellos y sus prestamos no se juega y se quedan con lo mejor-Constanze destilo  veneno pues sus finanzas tampoco eran puro oro- Ya con solo eso su padre lo desheredo, sin esperar a que nacieran vastagos y peor aun con una hija. Y no olvides eso, la hija, la 'Delfina' le dicen. Quien se case con el, debera tolerar a la Delfina, y hacer de madre de ella.
- Bueno, para eso hay escuelas e internados de monjas- susurro una poniendo voz a lo que seguramente la mayoria pensaba hacer con la niña de pescar al padre como marido.
- ¿Que tiene la niña? ¿es lela o algo asi? ¿O acaso a las señoritas de buena cuna les molesta demasiado tener que convivir con la hija de un burgues, si puede tener hijos propios y  con la esperanza de lograr mas lustre?- se irrito Francoise.- Si tanto vale el titulo y la herencia, pues... aguantarse la descendencia. No se que tiene de malo que se casara con esa muchacha, al menos para el padre;  los Morangies tambien tienen en su escudo de armas estrellas de David y hasta un Sofar.... que no es muy catolico que digamos.- varias saltaron en el sillon, pues nunca se habian puesto a pensar que las amarillas estrellas del escudo familiar eran estrellas de seis puntas, y que se corno era... bueno eso que habia nombrado. Solo alguien con muy buena educacion se daria cuenta de ello, capto el dueño de casa.
- Ya la veras, la trae a todas las fiesas y a todas partes. Como si mostrara lo que hay que aguantar... como dices. La niña  tiene dos años casi, y de seguro que busca una madre para ella, una mujer que la cuide, a la ame, sin importar mucho si hay mas herederos. Con lo que necesitamos de su presencia y alguien fuerte en la region: los Morangies no han salido bien parados con su hijo sadico, loco,  si bien no le ha llegado aun ninguna privanza de favores, que segun decian entreno ese animal maldito, Dennevan que hizo echar a dos señores de la region, fue por lana y salio trasquilado. Se necesita que el vuelva a asumir su funcion y tengamos un señor fuerte en la zona y no dependamos del Marques de Apcher que controla junto con otros siete señores los accesos nuestros- Constanze  se movio de modo que las luces se refejaran la sanguinea seda de su traje y para alejar malos pensamientos: para lo que acabada de decir y que todos sentian; necesitaban de un señorio fuerte en la zona y en este caso, ellas no contaban y eso se habia reflejado en su voz angustiada, al borde del llanto- Pero nada de eso le interesa parece. Queria mucho a su esposa, y aun la ama por lo visto y no parece importarle demasiado nada, salvo que quieran a su hija; vive con un fantasma aun. Todo eso hay que aguantarse.

En ese momento los murmullos aumentaron, Constanze y Francoise quedaron en evidencia una con su vestido casi vulgar y la otra  con su abanico roto al mirar fijamente al hombre que entro: estaba promediando o mas  la treintena, y tambien la estatura, decidamente fornido, compensaba la falta de gracia social con un leve aire marcial, de tez tostada por el sol, nariz no del todo palestina aunque con una leve cresta, imposible saber como era su cabello pues llevaba calzada una peluca sencilla y su expesion era inescrutable: no parecia comodo ni mucho menos en una fiesta sino todo lo contrario. Bien vestido pero sin ostentacion ni encajes en las mangas ni botones brillantes -casi de luto- llevaba sentada en su brazo a una niñita menuda vestida de fiesta, con un vestido de lineas sueltas y comodas. Parecia simpatica la cria, con su tiara de flores de tela, y su vestido blanco como sus calzones, el pelo claro y una expresion curiosa y vivaz en su rostro. Se pareceria a la madre, sin duda, porque el padre -salvo que aun era joven, no era un Adonis-  la posibilidad de un titulo era lo mas atractivo que tenia, calculo Francoise cerrando el abanico de un golpe.
Las damas mas distinguidas lo rodearon, con una adulacion falsa que asqueaba, impidiendoles a las otras acercarse o avanzar.
- ¿Y que mas paso?- susurro Francoise, y algunas se acercaron tanto que formaron un cerrado grupo, dado que las damas de titulos y dinero les cerrarian el paso por un rato- Dejemoslo que las demas lo aburran un rato pues todas le van a decir exactamente lo mismo.
- Hizo caso omiso de los arreglos que habia hecho su familia, o mejor dicho su padre, que habia pensado en aliarse con una familia que no tenia precisamente hijas casaderas: la unica disponible que habia estaba casi por los cuarenta años, aunque no mal llevados.Le tocaba casarse con la dama un tanto mayor pero tambien noble... no de provincia, con dinero, unirian dos señorios, obtendrian derechos de paso y a... ¿los Estados Generales?- pregunto no muy segura-. Pero conocio a Anne, la hija del banquero judio, perdio la cabeza, se deshizo del compromiso y  se caso con su amada, que segun dicen se convirtio en un dia al cristianismo asi de apuro nomas.  Fueron felices se cuenta aunque su padre, el Baron de Tourelle lo desheredo de inmediato, cediendo todo a su hermano menor. El pobre siendo casi un niñato tuvo que casarse con  con una mujer de  40 años!
- Mi madre tuvo hijos hasta mas alla  de los 45- comento Francoise como si desinflara las ilusiones de las mujeres de mas probabilidades de hacerse de dinero y titulos- ¿y que mas paso?
- Fueron felices, pero... raros. No recibian mucha gente, bueno, muchos estuvieron de acuerdo con el padre y de hecho, lo expulsaron de su circulo social. Solo entre los viñateros, compradores de vino y demas mantuvo relaciones: nadie los invitaba a cenas, fiestas ni nada por el estilo. Decian que regreso muy cambiado de la guerra... aunque volvio antes de que terminara, con la derrota y todo eso.- un halito de ponzoña floto en el ambiente cada vez que se referian a esta y sus consecuencias que ni todos los abanicos de Francia lograban esparcir- Fueron familia exraña. Dicen que en su finca el en verano no usa ropa, que es no se que .... gista, y ella tambien lo era; si ibas a visitarlos te los encontrabas como vinieron al mundo, aun cuando  ella estaba embarazada y que por poco  pare a la hija en la plaza porque le complacia a el dar escandalo; asi  vivieron sus años juntos en la finca.  Tan encerrados  que el viejo vizconde aun no conoce a la Delfina.  Claro que  su hijo menor y su esposa no tienen hijos, y si bien el viejo no quiere saber nada con el, con un loco que se pasea de Adan entre sus vides, no le importa que su mujer sea vista por todos los labradores... y hssta se bañe con ellos en le rio...- Constanze se abanico nerviosamente con la cara roja por contar intimidades y  de ver que las otras no cedian un apice de espacio-  pero si su segundo hijo no logra tener descendencia, es probable que vuelva atras. Sobre todo ahora: Anne no quedo bien luego del parto, fingia estarlo, pero se consumia a ojos vistas segun dicen los trabajadores y sirvientes, simulaba que no pasaba nada, parece ser que tenia algun... cancer. Quedo encinta nuevamente pese a todo y murio al perder el bebe, hace mas de un año. Ya ven, tanto amor, y ni bien termina el periodo de luto, ahi esta el hombre buscando.
- Por suerte para la hija del banquero, le conmutaron la pena de una muerte lenta y dolorosa a una mas rapida- Francoise  intento abrir el abanico y solo logro que se rompiera mas.
-Es tambien un notorio anticlericalista, no lo vas a ver en la Iglesia, y segun dicen, aunque no lo creas -bajo la voz tanto que apenas si se escucho- entre esto, aquello y  que su esposa  era judia y lo otro, dicen que  enterro a su mujer en el mejor cofre que se halla visto pero. desnuda.
- Debe estar haciendo un esfuerzo tremendo dentro semejante traje- susurro Francoise y el comentario hizo reir a todas tanto que hasta hizo volver las altivas cabezas de la nobleza y el dinero- No me cro eso, los judios tratan con gran respeto a sus muertos, eso es una habladuria de envidiosos...

Las mujeres que no dejaban avanzar ni saludar mucho al hombre, algunas llevadas por un deseo de agradar mas alla de lo que verdaderamente sentian, hasta le hacian alguna moneria o tocaban a la niña. Esta se molesto y el llanto infantil quedo fuera de lugar en el salon, y sin importar quien, todo el mundo se sintio molesto con los berridos. La chiquilla lloraba ajena al protocolo, la fiesta, y por unos minutos demoro en llamar a alguien, dejando bien en claro que si aquellas mujeres querian algo con el, tenian que soportar algo de eso y mas, hasta que por fin una mujer con mejores encajes que muchas, cuyo traje gris denotaba su condicion de personal de servicio, tomo a la niña y se la puso al hombro para hacerla callar, y Francoise hubiera jurado que vio una mano linajuda pellizcarla mientras la niñera la tomaba para que la niña llorara aun mas.Alguien guio a la mujer fura del salon, lo cual trajo un alivio general; ahora estaban al menos igualados, la niña era una molestia pero por suerte ya no estaba presente. El hombre sin su hija,  se deshizo de las señoras y fue a reunirse con el dueño de casa y otros hombres mas, deseoso de sentarse y quedar tranquilo, echando una mirada al grupo del rincon  y catalogandolo de un solo vistazo. Lo de siempre. Advenedizas, desde la que tenia algun antepasado muerto en las Cruzadas y ni media libra en el bolsillo hasta la forrada en dinero y sedas; todas falsas, concluyo. No habia alli ni una que pudiera oficiar de madre para su niña y estaba deseando irse, calculando cuando seria educado decir que se iba sin ofender a nadie.
- Bueno, cuando murio la esposa, se encerro aun mas- siguio Constanze con el hilo del chisme- aunque se porto bien con el tema de la Bestia: no dejaba que sus trabajadores salieran solos o desarmados, puso guardias como el Señor Antoine: de a dos armados, no habia niños solos cuidando el ganado o entre las vides, y hasta el mismo salia a efectuar rondas y batidas con los suyos; ahora parece que se le ha dado por buscar una madre para la niña, vaya a saberse porque. Ya ven, traerla a un baile. Muchas esperan ser la elegida, darle un heredero y de esa forma, bueno, mas que seguro que el viejo reconsideraria su posicion.... y todos saldriamos ganando en cierta forma. 
- Muchas suposiciones para tanto interes.- la muchacha vestida con el traje mas viejo de la fiesta lo miro de soslayo y calculo friamente.- Algo mas debe haber que algunos saben y otros no. La esposa del otro hijo puede darle hijos sin duda. Y si se casa, nada asegura que tenga un heredero, o mas hijos. Demasiadas suposicones y todas consideran las cosas muy faciles. Se puede no tener hijos. Se puede morir en el parto. Puede resultar mal: o que lo cuente Ana Bolena....- meneo el abanico plegado como midiendo algo-  Creo que muchas estan soñando despiertas y mas de una se va a llevar un chasco si sige por ese camino.



Los pensamientos de Francoise quedaron flotando en el aire, y junto con Constanze pasaron lista de las que podrian volverlo al favor del padre desde las mas ciertas aspirantes  a un titulo, o sumar otro. Las aspirantes a madres, entre las que no se veian ni en sueños ni ellas ni las otras.
Sin embargo, el objeto de tanto interes, hablo pocas palabras y se quedo sentado sin mas, absorto. Para gimnosofista, que se sabia el termino, Francoise calculo que con el pelucon, el traje un tanto ceñido, estaria pasandolo de la ostia de mal.. No era un galan sin duda, tenia algo de exceso de peso, algo narigon, sin duda lo mejor que tenia era los ojos pero parecian perdidos en otro mundo, o como si estuviera sentado sobre una serie de alfileteros. Por fin, algunas parejas se dispusieron para un nuevo baile, y como las damas del rincon no fueron requeridas, se dio la voz de diana con pocos gestos.
Ahora era el turno de ellas, que sus parientas las acercaran hasta el dueño, y las presentaran y cuando su prima la llamo, Francoise y Cosntanze tomaron aire, se tomaron de la mano y fueron mas que como aspirantes a novias, como res al matadero. Constanze lo hizo mejor, con una graciosa reverencia y sus estudiadas palabras, gestos graciosos, y las velas que doraban aun mas su cabello claro. Francoise  se sintio ofendida por la mirada a su traje que le hizo sentir que estaba en camisa, le disgustaba hacer reverencias,  con el abanico roto cerrado no estaba para gestos graciosos y menos cuando se es ignorada hasta el punto de ni siquiera ser mirada que hizo que su facilidad de palabra se evaporara. Descartada desde la primera mirada, concluyo su prima, que la tomo del brazo para dejarle via libre a la otra, y hasta en esto parecio quedarse clavada al piso,  hasta hubo que tironearla. En ese gesto, el abanico que mantenia plegado callo al piso y el varillaje de nacar se deperdigo como arena.
Peor impresion, calcularon todas las presentes, imposible causar, pero se quedaron cortas. La muchacha se agacho como una criada y empezo a recoger una a una las varillas del fino material; una varilla habia quedado  debajo del pie que apenas apoyaba en el piso del objeto de tanto interes; ella lo llamo una, dos veces y visto que no obtenia respuesta y continuaba hablando con el dueño de casa, primero escucho:
- La verdad es que no creo que 'la Bete', haya sido un solo animal. Muchas victimas tenian indicios de ataques: ningun animal decapita. Hubo señaes de ataques y violaciones mas exactamente y sus restos abandonados  facilmente pudieron ser devorados por animales. Tanbien no olvide Ud. el poder de la supersticion y el miedo: la gente vera Bestias por todas partes a la vez con la cantidad de lobos que hay en la zona, sin ocntar a los perros y las cruzas entre estos.
- ¿Y que me dice de los disparos que no la herian ni le penetraban la piel?- pregunto el dueño sin mirar a la muchacha que los escuchaba desde el piso.-¿o el tamaño que dijo el capitan del regimiento....?
- No me fio de Duhamel y de ello. Una compañia huyendo siempre va a decir que huye de los mil demonios, no de un igual o un inferior, y tambien en huida no es muy certera en los disparos. Ya quisiera ver como estan mantenidas las armas, y del estado en que se encontraban, si habian visitado una o mas tabernas. Ademas, el pelo, aunque lo no crea, cuanto mas tupido o enredado, mejor para no ser herido. Un hombre de mi compañia en batalla llevaba el pelo mas sucio y apelmazado del mundo trenzado apretadamente, como las colas de los caballos. La bala   prusiana quedo incrustada en la sucia  trenza que parecia una armadura por lo tiesa. El pelo tupido, enmarañado y retorcido la habia detenido y le habia salvado la vida.
Fracoise escucho fascinada, pero temerosa que pisara la fragil varilla tallada, lo volvio a llamar y ante la falta de respuesta le dio un pellizco en la pierna. Si lo hubiera picado un escorpion, el viudo hubiera saltado menos... mientras que ella aprovecho y tomo el nacar que destello antes sus ojos.
- ¿No le parece mala hora para limpiar el piso?- pregunto mas que molesto -¿o es tan valioso ese pedazo? ¿era de alguna reina acaso?
Roja como el vestido de su amiga, ofendida en lo mas intimo, Francoise se puso de pie con los trozos en su mano. Habia perdido el miedo, la timidez o la intimidacion porque se la veia envarada, decidida, sin trazas de verguenza, parecia la estampa de un granadero prusiano. Levanto la mano con los pedazos que puso ante la cara del sujeto sin importarle un apice los bienes que pudiera tener  y con una voz fria, metalica y hasta deliberadamente planeada en su lentitud, le respondio para que solo el lo oyera:
- Si Monsieur, es muy valioso para mi y justifica que me trate de fregona y de algo peor si le place. Era de alguien -para mi- mas importante que una reina... Era de lo que le falta a su hija. De mi madre.
Y al cuerno con las reverencias, se dijo, si esta desheredado, dando media vuelta con un revoloteo de faldas anticuadas y saten barato, buscando la salida, porque seguramente todas esperaban que se levantara las faldas en publico para guardarlo en sus bolsillos, sintiendo que dejaba tras de si la estela de un barullo infernal.
Definitivamente, era el baile  de la temporada,penso mientras una criada sonriente la guiaba a lo que creia un gabinete, aunque tarde callo en cuenta que se hallaba en las dependencias de servicio. Vaya si la habian creido poca cosa, pero alli descubrio que podia reirse todo lo que quisiera sin ser oida junto con la muchacha ya fuera  del pellizco propinado y la expresion que puso cuando le cerro el pico, algo que no se esperaba ni en sueños, y que solo alguien como su ocasional guia podia entender, cotillear, disfrutar y reir.
- Lo que me  pregunto es: -dijo Francoise en voz baja como si la criada o las paredes fueran a responderle- No quien se cree que es el, ni que espera, la pregunta es muy distinta Una pregunta dificil porque  es dificil encontrar en una sola persona lo necesario ¿busca una madre para la niña, o una mujer que lo vuelva al favor del padre?

Ilustraciones
Fotografias: Mas originalidad. No son de ninguna pelicula, pertenecen al blog Before the Automobile, blog nordico (sueco/finlandes), y vienen como anillo al dedo: un traje de este tipo estaria totalmente fuera de moda en la epoca y ni decir en Paris y la Corte con todo su boato; nada que ver como visten sus vecinos al Norte. Una charla de caballeros con la iluminacion de la epoca, a la luz de uan vela, y el detalle de un abanico como el que se le pudo haber roto a Francoise. El blog  tiene textos en ingles, si bien el resto esta en su idioma original se puede navegar con facilidad.

25 comentarios:

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Buenas noches aunque no es necesario que sea de noche para leer esta parte, ya que dejamos a la Bestia en santa paz, y nos metemos en la historia de esta gente que es lo interesante, y en materia de intereses y politica, la cosa sigue a tope.

Freia dijo...

¡Cómo me gusta que sigas publicando esta historia fascinante!

Adoro el personaje de Françoise? También me resulta atractivo el viudito, pero menos.

Impaciente estoy por poder seguir leyendo.

Un abrazo caluroso desde esta parte del charco, querida Alyx.

Freia dijo...

La interogación la suprimes.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Freia, me alegro que te haya gustado los personajes. Francoise es una mujer culta, instruida, lo que tiene de malo es que no tiene un centimo y en esa epoca era un mal terrible. Las opciones para su caso eran mas que limitadas, y ademas la pobre carga con el fardo de ser de buena familia, aunque muchas mordieron el polvo de tener que trabajar y ser duramente explotadas.
El viudo no pinta muy simpatico por ahora, y por lo visto lo que menos quiere es casarse como todos piensan, lo que deja mas que claro con su trato.

Patricia dijo...

Escribes de maravilla, como situas al lector en aquella epoca en la que las mujeres no tenian muchas ambiciones mas que poder "obtener" el mejor marido, creando una especie de competencia entre damas que solo se enfocaban en el grado de participacion en la sociedad o el origen y religion (ser judia o no)...Lo importante de obedecer a los padres a costa de una manipulacion de dinero (herencia, penitencias, etc)...
En fin, me gusto mucho, hasta me imagine los vestidos con esos colores rojos y marfil debio haber sido un regalo de elegancia...
besos, feliz fin de semana, no me pierdo el siguiente!!

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Los hombres tampoco la tenian facil: el viudo ha pagado el precio de no acatar las normas al negarse a un matrimonio arreglado; habia que tener determinada edad para tener derechos, ya van a ver.
Para las mujeres es mas dificil aun, aunque hubo muchas que desobedecieron y pagagaron tambien el precio, Patricia.
No es dificil imaginarse en esa epoca y pais de lujo, imaginarse a quienes no tienen mucho tratando de impresionar con los trapos que tengan y tratarse de verse bien como si nada.

Ricardo Miñana dijo...

Hola Alejandra, es un placer pasar a leer tus inquietantes relatos,
gracias por compartir.
que tengas una feliz semana.
un abrazo.

fgiucich dijo...

Habrá romance o aparecerá la bestia y terminará con todos? Que andes bien. Abrazos.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Bueno, habiendo dormido a todos con esta parte, por ahora la Bestia se presume muerta. Quedan sus bestiales herederos, aunque para que estos dos se pongan de acuerdo....

TREMENDITA dijo...

Alejandra ,,que me tienes enganchaitaaa perdiaaa, que cosas mas interesantes que escribes, tengo la impresion de vivir en la epoca de FRancoise.

Besitos guapa

Leodegundia dijo...

Que complicado lo tenían esas pobres chicas siempre pendientes de conseguir un buen matrimonio pues era casi la única salida que tenían.

Buen día

MA dijo...

Hola amiga mía entro a saludarte y a leer tus post para seguir tus historias escritas con el corazón...

Un abrazo de MA y feliz día.

fus dijo...

Una maravilla leerte, escribes muy bien.

un saludo

fus

RECOMENZAR dijo...

Me ha alegrado verte nuevamente.Me gustan mucho tus escritos Envidable lo mucho y bueno que podés escribir
Mi admiracion hacia vos

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Ricardo gracias por tus palabras, aunque confieso que me gustaria tu don para la poesia.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Tremendita, tu tientame con tus tremendos platos que yo sigo dando letra con esta gente, que la cosa viene movida. Bestialmente movida.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Leo, si la unica posibilidad de ascender de una mujer en esa epoca era por matrimonio, podian establecerse, digamos, pero solo si quedaban viudas, para todo necesitaban de un marido.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

MA esta parte surgio... si supieran... pero si, hay mujeres en toda epoca que ponian garra y corazon en lo que hacian. Francoise es de estas pero no se lo festejan precisamente.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Fus, muchas gracias, juro que pasare a visitarte!!!!
Mucha, gracias por tus palabras considerando de quien vienen.

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Hola mi querida Alejandra, al leer tu historia, siempre me ha apenado que en épocas pasadas el matrimonio fuese de conveniencia, la perdedora en general, era la niña-medio mujer, como siempre sometida a los rigores paternos de la conveniencia.
Gracias
Con ternura te dejo un beso
Sor.Cecilia

Sor.Cecilia Codina Masachs dijo...

Gracias por pasar por mi casa, voy rejusta de tiempo.
La historia de mi post es verdadera.

Yo la escuché desde mi ventana y ellas en la acera, tenía 14 años y de inmediato la escribí en mi diario.
Esta historia está contenida en mi libro Historias de Sesy Bo, aún lo tengo en la imprenta y en momentos de crisis en la que tantos necesitan ayuda, vi conveniente sacar esta reflexión. Me alegra que te haya gustado.
Con ternura
Sor.Cecilia

PEPE dijo...

Querida

PEPE dijo...

Que bueno escribes.¿que haras con tan buenos textos? ¿dejarlos en el blog?

PEPE dijo...

¿por que no haces un libro?

PEPE dijo...

realmente eres muy buena Eres escritora no un blogger.