domingo, 28 de julio de 2013

Un teléfono ardiendo en la cabina.

Una oficina, un teléfono ardiendo en la cabina.
(Montaje en dos minutos)

11 comentarios:

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Gracias por dejarme el honor de hacerla yo a la foto. Para un apuro no quedó nada mal. Peor hubiera sido que en las que hay de este estilo le prendiera un fueguito dentro para tomar la foto.
Como ya saben, el perfil lo estoy manteniendo para visitas unicamente.

LA ZARZAMORA dijo...

Las oficinas deberían estar prohibidas todas.
Y cuando una cabina se prende fuego, será porque los interlocutores arden en deseos de comerse vivos con las palabras, a distancia y sin tapujos ni silencios...
Un besito, preciosa.

LA ZARZAMORA dijo...

Ahhh la foto, arde, perdón habla por sí sola...
;-)
Rebesos.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Me alegro que en dos minutos haya quedado bien el telefono plantado en esa oficinezca vereda o acera (donde se trasluce el trabajo monotono) y quedó derecho pese al desnivel de la misma. Y esa llama metida a la fuerza ahi.
Todo eso por la canción de Joaquín Sabina, versión con Joan Manuel Serrat, Luna Park, Buenos Aires. Disponible en youtube. Juro que es bellisima.

LA ZARZAMORA dijo...

Pensé en la canción... era evidente.
;-)
Aquí la dejo :
Y sin embargo...

Rebesos.

Pedro J. Sabalete dijo...

Me sonaba de algo. Claro, una canción.
Un abrazo.

Freia dijo...

Me ha encantado, diosabruja.

Un beso muy fuerte.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Menos leer, cualquier cosa por lo visto encanta.

Pamela dijo...

Mi querida Alyx, Dice William que lo siente mucho, pero ya se ha devorado la crema de la tarta anterior y tampoco ha dejado medialunas ni por asomo, es un gato muy desconsiderado con su amor transandino, debo comentarte que el invierno lo tiene vuelto un indeseable, debe ser que empezó agosto, ni le veo la cola, apenas viene de mañana a desayunar y ya sale a andar por los cerros. Besos y abrazos por miles

Pamela dijo...

Mi querida Alyx, Dice William que lo siente mucho, pero ya se ha devorado la crema de la tarta anterior y tampoco ha dejado medialunas ni por asomo, es un gato muy desconsiderado con su amor transandino, debo comentarte que el invierno lo tiene vuelto un indeseable, debe ser que empezó agosto, ni le veo la cola, apenas viene de mañana a desayunar y ya sale a andar por los cerros. Besos y abrazos por miles

Trini Altea dijo...

Alejandra un saludo desde Andalucia ( España)