sábado, 19 de marzo de 2011

Nombre de mujer.

Justicia: termina en 'a'. Seria nombre de mujer, teoricamente. O al menos perteneceria al genero femenino.
¿Cual ha sido la relacion de las damas con ella, si entre damas estamos hablando? Desde lejos, la que lograba que esta le diera el si, pasaba a categoria de heroina y esto dependiendo de porque se elegia a una como tal, en detrimento de otras.

Desde tiempos lejanos, cuando ni siquiera eramos un pais como tal, sino una mera colonia de Ultramar de una vieja potencia que seguia en caida libre su decadencia, las mujeres empezaron a alzar la voz, al principio con timidez y luego con mas frecuencia empezaron a hacerse notar en los Tribunales. Para todas esas mujeres, mestizas, americanas -o sea que no tenian los mismos privilegios que los españoles recien desembarcados- analfabetas, la ley y la Justicia era una mole monumental, casi tan inaccesible como Dios. Y a pesar de todo, estas olvidadas como quienes despiertan de golpe de un mal sueño empezaron a hacerse oir con mayor frecuencia para reclamar por justicia para ellas. Fueron a pedirle ayuda de mujer a mujer.

Siglo XVIII: Maria del Transito Alarcón, casada, residente en San Vicente, localidad de la Campaña de Buenos Aires, Virreinato del Rio de la Plata, fue una de ellas. Recurrio a los Tribunales, harta de la violencia y los malos tratos de su marido: golpizas frecuentes, violencia de palabra (hoy diriamos psicologica) -era tratada de 'ramera', 'puta' y otros palabras cariñosas similares- obligada a trabajar mas que una esclava y si bien su caso no lo consigna tambien incluiria abuso sexual, cosa que se consideraba "privada" si bien la Iglesia en esa epoca se metia bastante entre las sabanas. Su caso, en que solicitaba la separacion dada la inexistencia de divorcio, fue constatado por varios testigos simples hijos de vecino cuyas voces podian ser tan debiles como la de ella,aunque increiblemente hubo un varon con valor que salio en su defensa. Un clerigo de notables valores, que por varon y estado eclesiastico, su palabra habria tenido un peso atomico comparado con la voz de la mujer atropellada.
El unico problema consistia en Tribunales estaban en manos de hombres, de estrechas miras, de mas estrechos criterios, que defendian sus privilegios y con la mente dentro del estrecho molde de la Inquisicion, con opinion poco digna de las mujeres sino directamente misoginos. Maria del Transito recibio la siguiente sentencia:


..Que la mujer se contenga y no de ocasion de disgustos domesticos a su marido; guardandole el debido respeto y veneracion con apercibimiento de lo que ha lugar. Con la ley le hare ver que al marido no le es prohibida la correccion o el castigo moderado.

Ante tal sentencia, el alcalde de la localidad, solo comento: Si se caso, que se aguante.
 En esos años, los magistrados estaban en las mejores relaciones con la hermana bastarda de Justicia; se llevaban muy bien con Injusticia, causalmente perteneciente al genero femenino.

13 comentarios:

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

El caso de Maria del Transito puede leerse en el AGN, Gobierno Colonial, seccion Judiciales, Campaña. A pesar de tener todo para ganar, la mentalidad retrograda del juez la condeno a seguir muriendo al lado de un torturador. No hay mas registros historicos de ella. Eso si, ni loca les doy un instante de vida, de rescatar de su oprobiosa tumba de olvido al marido, al juez y al Alcalde.
Su historia tambien aparece recopilada en al menos tres libros, el mas conocido de todos es Pecar como Dios Manda.

almena dijo...

Hoy nos parecen alucinantes e inauditas esas sentencias, aunque tampoco la justicia en nuestros tiempos parece atinar mucho cuando dice: "... la culpa la tuvo la mujer, que le provocó por llevar minifalda..."

en fin...

un abrazo!

Nacida en África dijo...

Mi querida Alejandra: Sienteuna vergüenza ajena al leer aquellos sucesos y más aún porque tampoco ha evolucionado tanto el sentido de la justicia referente a las mujeres. Bien es verdad que hay leyes que la protegen pero una cosa es la teoría y otra la práctica. E incluso se falla a su favor pero...¿cuántos asesinatos por violencia de género se han producido a manos de aquellos que tenían órden de alejamiento? TEnemos que evolucionar más.

Brisas y besos.

Malena

fgiucich dijo...

Sin ninguna duda, este texto erudito es un bisturí que hace una perfecta disección anatómica de la injusticia y el maltrato. Es bueno sacar a la luz estos casos que sirven, además, de una buena manera para exorcizar a los malos espíritus que rondan a la vuelta de la esquina. Abrazos.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Almena, asi es, aun hoy escuchamos frases que dan verguenza ajena, y lo que es peor muchas veces en boca de las mismas mujeres reproduciendo un esquema obsoleto.
.
Malena, por aqui las ordenes de exclusion son una novedad, tan nueva que ni se las cumple...

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Fer, la sentencia del juez, es oprobiosa y dice mucho de la nocion de clases sociales que se tenia: se desestima a la victima por ser mujer, a los testigos por ser de baja extraccion social, y hasta el cura que parecia el as en la manga termina pisoteado como todos.

Steki dijo...

Pero qué machistas asquerosos! Grrrrrrrrr. Pobre mujer, haber tenido que pasar por eso. Menos mal que hemos evolucionado... Bah, aunque no tanto. Pasa cada cosa con la señora Justicia!
Un beso y feliz semana.

La Gata Coqueta dijo...

La primavera nos abraza enamorada con su llegada...

Ya se vislumbran los incipientes colores que como mantos van cubriendo los campos y laderas. El rocío los saluda y ellos les responden bailando la danza de la espesura...

Un abrazo bajo la sombra del abedul balanceando sus hojas al ser acariciadas por la aurora vespertina.

María del Carmen

Xibeliuss. dijo...

Uf. Qué barbaridad.
Y lo peor de todo: sólo un caso entre tantos; que se atrevió a denunciar para recibir otro golpe.
Abrazos, Alejandra

La Gata Coqueta dijo...

Paso a saludarte mientras me sea posible y el tiempo me lo permita, para acompañarte en el fin de semana, produciéndome una grata emoción compartirlo contigo.

Al permitirme disfrutar de tus entradas, pensadas con la lógica del sentimiento para satisfacción de todos los que tienen el gusto de leerlas y opinar del tema sobre el que verses.

Con afecto por mi parte me despido, hasta otro memento que nos siga aportando reforzar la amistad a través de las palabras en equilibrada armonía...

María del Carmen

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Asi es Steki, eran unos misoginos espantosos, no te olvides que toda su lascivia por decirlo elegantemente, no se la adjudicaban a su calentura sino a que la mujer los provocaba. Y sin embargo, no te creas que estamos muy lejos de sentencias mas o menos ridiculas como estas hoy en dia por mentes tan retrogradas como estos dos.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Xibelius, a pesar de todo, de los palos y demas, cada vez las mujeres empiezan a llegar a los tribunales. Pobres, analfabetas, pero sobre todo hartas de ser pisoteadas empiezan a hacerse oir. Cosa rara, tambien se empiezan a presentar en nombre de menores, y la rareza maxima, niños, jovenes y hombres victimas de violacion. Hay quienes aseguran que en esta silenciada rebelion civil contra los abusos del poder hasta en lo mas intimo de las personas, se encuentra el gen primigenio de las revoluciones de 1810.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Gatita coqueta, por aqui es otoño. Dias grises, frescos, ventosos, feos y deprimentes como pocos. Realmente disponen mal el animo para todo.No creo que haya ningun poeta que le haya escrito no digo una oda sino un simple verso al otoño.