sábado, 2 de abril de 2011

Barcos de papel.

Abril/Mayo/Junio de 1982.
Lo inentendible no es la orden dada desde una mansion campestre de hundir un barco; el horror no es la muerte. El horror es la guerra. Cap. Hector Bonzo, Capitan al mando del Crucero ARA Gral. Belgrano.
El navegaba en un barco viejo, tanto que le daba la impresion de estar en una insegura lata de sardinas, con el corazon desbocado segun se decia y decia a sus compañeros por la emocion considerando el paso a dar, pero sobre todo por el miedo.Miedo a todo, miedo a la muerte en la flor de la juventud.
Ella se levanto esa noche una vez mas al baño, como tantas, y al pasar frente a la ventana la pillo la luna que parecio contarle un secreto.

Los dias pasaron, y mientras el otoño apretaba sus garras transformandose en crudisimo invierno y mas aun alla abajo en el sur, con los pies transformados en una masa solida por los sabañones y el frio que no daba tregua, parapetandose en el pulover tejido por alguna madre o novia debajo del uniforme, y rascando hasta la ultima gota de comida del plato, con sutileza, como si el ruido del tenedor sobre este fuera a alertar a la flota enemiga que ese barco veterano de tantos años estaba efectuando una de sus misiones. No obstante, otro barco mas pequeño, un simple mercante se amadrino a su lado y junto con las provisiones y ordenes nuevas, tambien dejo un bulto mas interesante: un saco del Correo Argentino lleno de cartas de colegiales del continente, alimento para el alma.

Al principio se acomodo mil veces el mechon de cabello negro que se escapaba de la tirania de las hebillas que exigia el colegio, miraba el titulo tiranico escrito con tiza en el pizarron, pero ya habia tachado mas veces el comienzo de la carta, porque mas alla de las que esporadicamente le enviara a un tio gruñon alla por el Norte, no sabia salir del empantanamiento de "espero que cuando recibas esta estes bien". ¿Bien? ¿se puede estar bien en una guerra? ¿Que significa bien en esta? Que no hayan torpedeado tu barco, que no te haya caido una bomba, que no te hayas ahogado, que no te hayan herido las esquirlas, que no pases frio porque lo del hambre no se sabia. Y mientras las manecillas del reloj le indcaban que faltaba poco tiempo, ignoro la primera frase de cortesia y se despacho escribiendo con su Parker 750 color azul lavable todo lo que sentia atorado, de un tiron y para siempre; escondiendo su carta al final de la pila para ver si podia sortear la censura estudiantil primero y luego otra mas ferrea de las cartas que iban a las Islas.

- A ver, aqui tienen cartas que les envian desde el Continente. Elijan cuales quieren contestar- fue la orden o lo dicho.
Por azar, un conscripto tomo una que tenia ya la impornta de las letras de maestra, un sobre extraño, antiguo, de un color avejentado y papel barato en el que sobresalia la letra cuidada. La carta habia sido examinada, y como mucho antes de ser despachada habia recibido el comentario del censor: '- Aqui hay una pnedeja que esta buscando novio!'
Le parecio una tonteria y la devolvio al saco, donde un suboficial lo tomo, le llamo la atencion, lo abrio y leyo el corto mensaje.

Querido amigo,porque no es una carta a un soldado desconocido: espero que cuando recibas esta carta estes vivo, con todo eso que lleva consigo: que no te hayan herido, que no pases frio, que tu barco no sea hundido, pero sobre todo,que estes vivo. Ruego te cuides mucho, de todo, del frio, del enemigo. Todas las noches le pedire a Dios que regreses, estoy segura que me lo concedera porque jamas nada le he pedido y cuando todo esto termine, por favor, aunque sea en un foto me gustaria conocerte, porque quiero  que sepas que cuentas conmigo.
Marina.
4to. año div. B.

El suboficial no pudo evitar sonreir ante la letra y el tono de la carta y en el dorso de la misma le respondio:
Marina: Estoy vivo, no estoy herido, me alegro saber que se puede contar con tan simpatica personita y si quieres conocerme va una foto mia con mi respuesta por si acaso mi barco es hundido, debido a que esta noche tenemos una mision especial y deberemos pasar entre varios barcos de la flota enemiga; pero me quedo tranquilo porque se que cuento con una amiga en... - y miro el remitente en el sobre ¿de donde seria esta especie de hada madrina que le rogaba que se cuidara? y mas que la localidad lo dejo helado la condicion de la remitente: Colegio de Nuestra Señora de .. hummmmmm, Seccion Internado de Huerfanas. A pesar de la bruma helada, de la mision de guerra  por delante, del barco viejo como el papel del sobre, se sintio seguro. Nada mas seguro que el ruego de alguien que jamas a un Dios nada le ha pedido.Adjunto una foto en que ni siquiera estaba en uniforme de gala, y trato de rubricar lo mas amablemente que pudo- Estoy seguro de salir vivo. Cuento con vos. Un saludo de tu soldado conocido, Alfredo.

Alfredo sobrevivio a la guerra, continuo su carrera en la Armada. Marina se recibio de maestra especializada. Al dia de hoy, Marina y Alfredo estan casados, son padres de dos hijos, y aun, tienen la costumbre de escribirse y dejarse pequeñas esquelas en su casa uno al otro como sorpresa.

Notas:
El presente esta basado en una historia real; por tal motivo se han cambiado los nombres.
En muchos colegios religiosos de alto target, tambien viven y se alojan huerfanos o internos, que son llamados por el resto con cierto mote despectivo 'linterno' o 'linterna' segun el sexo.
El final feliz, a la pareja, le costo bastante, pero lo lograron.
La Marina Mercante Argentina, efectivamente entro en accion durante la Guerra de Malvinas.

25 comentarios:

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Durante la Guerra de Malvinas, efectivamente la Marina Mercante entro en accion; pero ese tema lo dejo para gente que tiene mas y emjor informacion que yo, mas conocimiento del tema y sobre todo una trayectoria.
Su accionar fue real.
De paso, aviso a los muchachos del Centro de Estudios Navales que tienen una linda tarjetita mia, que si quieren comunicarse conmigo a los efectos que fueren, mejor usen el mail antes que el telefono.

Umma1 dijo...

Todas las guerras son absurdas.Esa sencillamente delirante.
Y que poco recordamos a los chicos que combatieron en ella.
Qué desagradecidos somos.

Yo voy a subir un texto que me escribió un oficial de la marina mercante, para Galaxia, sobre la actuación en Malvinas-

almena dijo...

Sí. El horror es la guerra.
Cualquier guerra.
Siempre.

Un beso!

La Dame Masquée dijo...

Madame, qué historia tan maravillosa!
Y mucho más aún sabiendo que está basada en la realidad. Me ha encantado, y me alegra que terminara bien :)

Feliz domingo

bisous

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

La verdad Umma es que ni siquiera se los quiere ver, la mayoria les escapa como a la lepra; tanto patriotismo durante esos pocos dias y despues me acuerdo de una madre que le decia a su hija compañera de colegio mia: Te prohibo que te pongas de novia con un loco de esos, entendiste?

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Almena, cualquier guerra es un horror, pero en la charla que estaba dando este hombre acerca del hundimiento de su barco (del cual lo sacaron a la fuerza entre tres) y disparo esta frase, fue como descargar un arcabuz en misa....

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Madame, si es una historia real, y segun parece varios de los destinatarios de las cartas terminaron formando pareja. El caso en realidad fue mas complicado una vez terminada la guerra, les costo horrores abrirse camino, conseguirun hogar propio, fue un proceso que tenia bastante de largo y desgastante porque ella cuando escribio esta carta tenia solo 17 años! Para casarse era menor de edad, Durante años mantuvieron viva su relacion por carta, viendose pocas veces al año, hasta que por fin pudieron estar juntos. Actualmente viven en el sur, cerca de una base naval: lo ultimo lo supe por un turno medico que le cambie a un marino para su hijo que me conto de ellos.

Anónimo dijo...

Despues de ve tantas historias de guerra tristes, fotos de cementerio, discursos sin sentido, me sorprende que alguien pueda encontrar en medio de todo esto una historia como esta y con un final aceptable en medio de tanto dolor. Gracias.

Recomenzar dijo...

Volver con el alma marchita..
Volví a Buenos Aires para epoca de las Malvinas...Estuvimos dos años y regresamos nuevamente...
Les Malvinas El Vietnamn gasto de muertes..gastos de vidas
Que gasto de plata innecesario...
Un beso especial te dejo muchachita.
Gracias por regresar

Nacida en África dijo...

Mi querida Alejandra: Lo peor de todo, como bien subrayas, es la guerra. pero aún dentro de ella puedes encontrar la ternura y la belleza de esta historia que me ha emocionado.

Brisas y besos.

Malena

Folhetim Cultural dijo...

Olá passo em seu blog para convidar você a visitar o meu que é dedicado a cultura. De segunda a sexta feira noticiário cultural aos sábados minha coluna poética ás 09 horas da manhã e ás 5 da tarde Chá das 5 sempre com uma participação especial. Irei aguardar sua visita lá. Abraços sucesso em seu blog. O endereço é informativofolhetimcultural.blogspot.com

Magno Oliveira
Twitter: @oliveirasmagno ou twitter/oliveirasmagno
Telefone: 55 11 61903992
E-mail oliveira_m_silva@hotmail.com

DULCE dijo...

Cuanta emocion a flor de piel!
De las guerras, cualesquiera que sean, si que se puede rescatar al menos una bella historia de amor!
Esta todo dicho chiquillas, con la magnificencia con que ambas lo hacen!
Ojala que NUNCA MAS, sea NUNCA Mas, en la vida diaria y en las inutiles contiendas que solo protegen oscuros intereses..
Les dejo besos otoñales:)
Dulce

Leodegundia dijo...

Una historia de amor con final feliz. En casos como este no suele ser ese el final pues las guerras siempre se cobran muy altos precios.
Buen día

SUSANA dijo...

Bella Historia Querida Alyx, aún más contada por Vos, una de las pocas personas que puede poner una sonrisa en este tema. Malvinas todavía duele y duele mucho, pero mucho Amiga. Incluso y aunque bien sabés de mi amor por la historia, no estoy lista para revivir esa guerra, aún no, quizás nunca.

Besos Querida Amiga mía.

Señor De la Vega dijo...

Tómese esto como una declaración pública:
Názcase en la palabra, también de una carta al aire, en agua o a la tierra; feliz declaración que no germina sin paces, sin llanto y sin paciencia.
Názcase si se muere poco a poco, pues eso nos eleva en un cuerpo de locos y una mente divina.
Názcase en el amor, aunque se pierda, porque se pierde al otro, la otra, el yo, pero no el deseo o la esperanza a ser soñado-leído, hasta en la guerra, por otro ingenuo predispuesto al amor, aún no nacido.

Y si uno ha de morir, mejor en la mortaja de las letras, mejor en personajes que escribamos o leemos, mejor con la palabra que sin venas; pues un latir con tinta y sin la sangre es una pena, sufrida por la lágrima de otros y cubierta por caminos sin explorar apenas.

Suyo, Z+-----

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Susana, tengo miles de historias de Malvinas, la mayoria son como todas las historias de guerra. Abunda la tristeza y la muerte. Para muchos es una herida abierta y que sangra todavia. Y alla entre tantos otros, quedo mi primer novio. todo un dato.
.
Estimado Sr. de las letras. Me ha encantado su comentario, sea como sea que lo haya hecho, en forma personal, copy&paste, porque entre lo que escribimos somos libres.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Leo, aunque no se lo crea, de estos intercambios de cartas resultaron varios noviazgos, algunos terminaron bien, otros mal. Por lo que se, esta familia sigue unida pese a todo.
.
Su,Dulce, si de todas las historias que tengo de esta epoca, elegi esta. Vaya uno a saber porque ¿no?

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Mi querida africana, me alegro que dentro de la tristeza que generan estos hechos, al menos te hayas emocionado un poco con esta version de la historia para no compprometer mas a los personajes. Me hubiera gustado mostrarles la letra de ella, la letra de el, la foto que le envio. Pero la privacidad de las personas para mi es sagrada.
.
Mucha, aqui andamos a los ponchazos, pero andamos.

Señor De la Vega dijo...

Mi Señora Alejandra,
¿Señor de las letras? ninguna poseo, a lo más las fui marcando con los dedos; pero entenderé su incredulidad como un halago.

Cuídese,
Suyo, Z+-----

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Estimado Sr. de la Vega: a veces tengo esos lapsus, pero 'Señor de las letras' tambien le va muy apropiado a su texto; para los que escribimos, escribir nos hace libres.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Pensandolo bien, parece que nada aprendemos ni siquiera a unirnos en las malas; hoy cuando venia corriendo a trabajar, me encuentro con que una manifestacion de ex combatientes de guerra, en realidad cuatro gatos locos, algunos que se dicen no reconocidos como tales, les quedo aun despues de 29 años ganas de seguir peleando, al mensos entre ellos y de paso paralizando todo el transito.
Con los cientos de historias que tengo; con los recuerdos nomas de cuando ibamos a ver despegar los aviones que salian en mision y los despediamos hasta con el ultimo pañuelo de cuello o trapo porque no sabiamos si regresarian, los que alli quedaron, me preguntaba si era yo la demasiado light; o realmente como pais no hemos aprendido nada.

Steki dijo...

Qué historia, Alyx. Me gustan los "happy end".
Había un chico que trabajaba conmigo en Bancarios en Baires y cuando volvió, lo que más me impresionó fue algo que dijo: "Nunca en mi vida imaginé que iba a padecer HAMBRE alguna vez" (un chico de clae media). Por supuesto que hambre, entre otras cosas. Pero es cierto, no? No nos imaginamos que alguna vez sentiremos hambre y no por estar a dieta, justamente.
Te mando un besote.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

No se si lo mio es hambre, directamente es ganas de no comer, no me pasa la comida, picoteo algo. Supongo que perder a los que se ama influye en el apetito tambien.

María dijo...

Ninguna guerra tiene justificación, y además, siempre son los más inocentes quiénes lo pagan.

Un beso.

fgiucich dijo...

Me alegro de haber regresado y leer esta hermosa historia que cala muy hondo. Cómo estás, querida amiga? Abrazos.