viernes, 25 de mayo de 2012

De mi escritor favorito: el regalo.

Piensa en esto: cuando te regalan un reloj te regalan un pequeño infierno florido, una cadena de rosas, un calabozo de aire.
No te dan solamente el reloj, que los cumplas muy felices y esperamos que te dure porque es de buena marca, suizo con áncora de rubíes; no te regalan solamente ese menudo picapedrero que te atarás a la muñeca y pasearás contigo.  
Te regalan -no lo saben, lo terrible es que no lo saben-, te regalan un nuevo pedazo frágil y precario de ti mismo, algo que es tuyo pero no es tu cuerpo, que hay que atar a tu cuerpo con su correa como un bracito desesperado colgándose de tu muñeca. Te regalan la necesidad de darle cuerda todos los días, la obligación de darle cuerda para que siga siendo un reloj; te regalan la obsesión de atender a la hora exacta en las vitrinas de las joyerías, en el anuncio por la radio, en el servicio telefónico. 
Te regalan el miedo de perderlo, de que te lo roben, de que se te caiga al suelo y se rompa. Te regalan su marca, y la seguridad de que es una marca mejor que las otras, te regalan la tendencia a comparar tu reloj con los demás relojes. No te regalan un reloj, tú eres el regalado, a ti te ofrecen para el cumpleaños del reloj. El regalado, eres Tu.
JULIO CORTAZAR.

20 comentarios:

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Un bello texto para pensar de Julio Cortazar, escritor argentino nacido bajo las bombas alemanas que destruian Belgica. ¿que estamos esperando con la historia que iba en curso? A los colaboradores internacionales pues. Buenas Noches.

Ligia dijo...

Curiosa forma de ver el regalo... Una bomba de relojería. Abrazos

Patricia dijo...

No se lo digas a los suizos ni japoneses ja ja...bueno solo para reir..ahora lo serio me gusto el mensaje de depender del tiempo, los apegos y las apariencias en un solo objeto como ejemplo muy bonito y profundo,
besos,

La Dame Masquée dijo...

Imposible, creo que nunca lograré sentirme encadenada aun reloj. El otro día me llamó mi tía para decirme que se había dado cuenta de que tenía mi reloj, porque se había quedado con él mientras yo entraba a quirófano el día anterior, y luego no se acordó más de él hasta llegar a casa. Lo gracioso es que yo tampoco. Ni siquiera me había dado cuenta de que llevaba dos días sin reloj.

Y, por supuesto, no hay que darle cuerda :)

Feliz domingo, madame

Bisous

María dijo...

Hoy compartes un bonito texto de este gran escritor Julio Cortazar para reflexionar.

Sentirse encadenada por un regalo es como sentirse atada de pies y manos a los objetos materiales, deberíamos intentar ser libres y no encadenarnos a nada para poder disfrutar de las cosas y de los momentos.

Un beso.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Patricia, no se lo diremos, este texto es de los años 60 asi que ya deben conocerlo y no les habra hecho mucha gracia me imagino.... por eso inventaron los relojes digitales me rpegunto.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Madame, este escrito es antiguo, imagino que a Julio no le gustaba ni medio que le regalaran relojes.... y si llego a conocer los relojes digitales pero no les dedico ni media letra ni una coma....

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Maria,supongo que a Julio le gustaba un regalo mas sentido que uno de cumplido, que es a lo que a uno le huele el texto luego de leerlo. Buena Semana.

La Gata Coqueta dijo...



Lo más bonito es la aurora de la mañana
Y tu amistad el mejor regalo
Que podía encontrar.

Es un privilegio
Que llenan mis bolsillos de estrellas
Y los ojos se visten de acuarelas.

Un abrazo soñando
Y un beso reposando
a tu lado.

María del Carmen


fgiucich dijo...

Reloj que marcas las horas, decía el bolero. Un texto imperdible. Abrazos.

Karu dijo...

Es impecable este texto de Cortazar,me gusta mucho... Gracias por compartirlo. Beso grande, Saludos

Pamela dijo...

Sólo él podría haberlo dicho tan bien. Releyendo a Keats, disfrutando de la lluvia mientras William ronronea a mis pies, no puedo pedir más!

Cecilia Codina Masachs dijo...

Mi entrañable Alejandra, sigo muerta de cansancio, molida , como si me hubiese atropellado un camión. Estuve 38 horas sin descansar hasta llegar a Argentina.
No he salido de casa, estamos corrigiendo el libro con intensidad, a ver si de una vez , estas Historias de Sesy Bo ven la luz.
Con mucha ternura te dejo un beso
Sor.Cecilia

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Animo Sor Cecilia, ya habia dicho que las distacias por aqui, espantan y todo punto del pais parece quedar lejos! Ya estas aqui, ya te tomaras un rico te, con azucar quemada y estaras como nueva.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Pamela, realmente envidiable lo tuyo, que mas se puede pedir? otro gato?
*
Fer, esperemos que los relojs anden bien por sus pagos.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Pamela, realmente envidiable lo tuyo, que mas se puede pedir? otro gato?
*
Fer, esperemos que los relojs anden bien por sus pagos.

MentesSueltas dijo...

Bello leer a Julio, gracias por compartirlo.


Te abrazo y agradezco tu visita.

MentesSueltas

La Gata Coqueta dijo...



He descolgado un trocito de cielo
Para que al mírate en su espejo
Sea la felicidad la sonrisa de tu reflejo.

Buen fin de semana
Sin distanciarse del optimismo
Ni asociarse con el pesimismo.

Un abrazo para saludarte
Y un beso para despedirte

María del Carmen


La Gata Coqueta dijo...



Cuando paso a visitarte me crezco con los textos encontrados, que son el archivo de las vivencias, poesías o momentos de un trayecto de vida, que con ayuda del recuerdo han regresado al presente recobrando protagonismo.

Siendo hoy uno de esos momentos, que cuando me valla, me llevaré ese buen sabor en la comisura de los labios, porque has sabido aderezarlos con la textura de las palabras…

Un feliz viernes ya casi fin de semana te deseo, algo que siempre se espera con ansiedad para dedicárselo a diferentes prioridades que se van posponiendo.

Un beso tan profundo
Como el sentimiento
Del aprecio
Que nos ha unido.
María del Carmen



La Gata Coqueta dijo...



Me voy a tomar un breve descanso…

Nos vemos a la vuelta.

¡¡Gracias por la comprensión!!

Me llevo tu nombre gravado en la valija donde reposa mí cariño. Y cuando regrese continuaré haciendo uso de la modestia de las palabras, para que sigan iluminando el cauce de la amistad que tiñe de colores la ilusión.
Con párrafos abiertos para valorar las impresiones, que brotan del entusiasmo producido por la comunicación entre amigos.

Un sentido abrazo
Dejando al viento
Los pensamientos

María del Carmen