domingo, 18 de septiembre de 2011

3. REAL Y UTIL.

¿Que pensarias de alguien que es capaz de soportar semejante asedio con tanta fuerza y dignidad? Pues que es fuerte, valido, cincluso aunque ese alguien semaos nosotros mismos...

El miedo y dolor, perros guardianes del alma para que no se pierda, para que este atenta y  entrenada. Lazarillos amorosos, siempre odiados y siempre incomprendidos, que se acercan para arrullarte, para protegerte, entonces es cuando mas te asustan, precisamente porque hacen bien su trabajo.
Espero que al llegar mi ultimo suspiro, antes de cerrar mis ojos mire a los lados para ver si todavia estan ahi porque por fin he aprendido que solo tengo miedo de mi, de mi soledad y que alguien los puso ahi por mi y para mi.
¿Que pasaria si asumes y aceptas tus miedos?

En memoria de las victimas del peor accidente ferroviario del pais en el ultimo medio siglo donde un poco de logico miedo hubiera evitado una tragedia que dejo un saldo de 11 victimas fatales y casi 300 heridos.

Del programa radial "La vos de la Noche" de Marilo Lopez Garrido.

25 comentarios:

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola mi querida Alejandra. Aceptando tus miedos, les haces frente y tomas vigor en tus decisiones. El miedo es el que frena a que las almas sean grandes, a que sean humanas y con miedo no hay crecimiento de ningún tipo.
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

Steki dijo...

Tremendo. Nada se compara a este miedo inevitable.
Muy buen post, amiga.

Nacida en África dijo...

Mi querida Alejandra: Cuando hablas del miedo y del dolor creo que ya me los han presentado y aunque no seamos amigos tengo que reconocer que me han dado fortaleza y también más humanidad.

Brisas y besos.

Malena

Isabel Romana dijo...

Tienes toda la razón: el miedo nos pone en alerta, prepara todo el organismo, cuerpo y mente, para afrontar el peligro y, sin él, probablemente no conseguiríamos vivir.
En cuanto a ese accidente, nos ha conmovido a todos. Un abrazo muy fuerte.

Xibeliuss. dijo...

Mis felicitaciones, Alejandra: una serie de entradas excelente.

Abrazos

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Sor Cecilia, no hay quien pueda vivir temblando de miedo, pero un poco de este al menos nos ayuda a cuidarnos el pellejo o estar alertas. Los extremos siempre son malos.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Steki, pienso que es un llamado de atencion, un ojo, cuidado que vas a meter la pata.
Del saldo de la supuesta 'valentia' o coraje de uno y la desidia de otros, lo vi a la cara pues fue a metros de donde vivo. Es mas, la que salio en la TV denunciando el mal funcionamiento.... fui yo.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Malena africana, yo tambien los quisiera bien lejos mio, pero bien lejos, lo mas lejos posible, por mas que cerca hagan bien su trabajo.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Isabel, en dosis logicas y limitadas, viene bien; en cuanto al accidente casi en mis narices a una cuadra de donde vivo, fue algo no deseable. Ver la luna, un ojo insomne enorme brillando justo en medio de los railes, hermosa, reflejandose en los aceros y mirando tambien absorta como una grua levantaba un monton de chatarra retorcida, no era apto para cualquiera. Cualqueira con sentimientos digo; algunos sacban fotos como si fuera un hecho turistico.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Xibelius, las entradas simplemente las volque, me tomo buen tiempo desgrabarlo, pero me parecio una parte de este programa muy bueno como para quedar flotando en el 'eter' asi que lo escribi y lo subi luego.

Leodegundia dijo...

Si bien es cierto que el miedo pone nuestros sentidos en alerta, también lo es que al mismo tiempo nos paraliza por eso muchas veces no somos capaces de reaccionar.

Buen día

La Dame Masquée dijo...

Madame, el miedo son las cadenas que nos impiden ser libres. Las únicas cadenas con las que se puede aprisionar el alma. Pero lo bueno es que nosotros mismos tenemos la llave para liberarnos de ellas.

Feliz semana

bisous

juan andrés estrelles dijo...

Aunque en ocasiones nos cueste entenderlo el miedo es algo que nos es tremendamente necesario. Perdemos algunas cosas buenas por culpa de nuestros miedos. Pero también nos ahorramos algunos disgustos gracias a ellos.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Leodegundia, como decia la segunda parte, mucho miedo paraliza e impide vivir, pero en dosis justa, nos viene salvando el pellejo desde que perseguiamos al mamut.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

MAdame, al alma la aprisionan tantas cosas que de muchas ni se da cuenta, se cree libre mientras arrastra la soga al cuello,cantaba una compatriota suya... una es el cuiki como le decimos aqui al miedo, pero a veces nos salva de cada una...

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Juan Estrelles, si que nos salva el pellejo, desde que corriamos por un mamut al dia de hoy.

Taty Cascada dijo...

Mi querida Alejandra:
Creo que tu escrito clarifica mi respuesta anterior, el miedo es una antenita sutil que nos avisa de un algo. Cuando recepcionamos esa señal, se debe actuar en ese momento cuando sentimos su aviso, porque si lo dejamos actuar nos inmoviliza y nos paraliza los sentidos, volviéndose en nuestra contra, transformándose en azote y verdugo...Estaba leyendo tu reflexión final, no creo que un poco de miedo hubiese evitado la tragedia, porque entramos en el juego de los supuestos y del llamado destino y causalidad programada por el Universo. Cada evento grato o desafortunado es un hecho que ya de alguna forma estaba escrito. En el momento no lo entendemos, duele, nos disgusta, nos enloquecemos pensando e intentando buscar un por qué, una lógica de todo, hasta que el sabio tiempo nos da la respuesta...
Un beso Alejandra.

Nacida en África dijo...

Mi querida Alejandra: Acabo de leer tu comentario y, ¿sabes que mi primer libro se llama "El Viejo Roble"? Puedes ver la carátula en la columna de la derecha de mi blog. Me ha gustado la coincidencia. :)

Brisas y besos.

Malena

Monja de Clausura Orden de Predicadores dijo...

Hola Alejandra, gracias por tu visita, me agrada verte en mi espacio
Con ternura
Sor.Cecilia

Ricardo Miñana dijo...

Somos humanos y como tales sentimos miedo.
un abrazo.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Taty, claro que es una muy buena señal que algo nos puede suceder; en que medida lo manejemos, sera como nos afecte.
En cuanto al accidente, ademas de tenerlo casi a puertas de mi casa, puede ser un supuesto, pero un poco no se si miedo pero de precaucion no le hubiera venido mal a las partes involucradas.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Malena, cierto que tu libro se llama asi! En el caso mio, es un protagonista, pero siempre tiene casi la ultima palabra, y como si fuera poco tambien tiene una compañera.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Sor Cecilia, yo suelo andar por todos lados.... como el viento.

Alejandra Sotelo Faderland dijo...

Ricardo, si somos humanos y lo podemos sentir de varias formas, de la forma acuciante de la parte 1, como el mounstruo de la parte 2 o como el maestro de esta. De nos depende.

SUSANA dijo...

Desde luego Alyx, estoy muy de acuerdo, Miedo y Dolor nos custodian. Y cuando lo entendemos de esta manera, ambos se vuelven más amigables…y necesarios cuando se vive en un país como el nuestro.

Bien decís “un poco de lógico miedo hubiera evitado una tragedia” ¿Pero el miedo de quién? ¿De los directivos? ¿de los funcionarios públicos? Difícilmente esos caballeros y damas usen el tren para movilizarse, ergo, ese miedo no les atañe…es ajeno y por ende, no existe para ellos. Una buena dosis de “realidad”, unos cuantos viajes apretados y peligrosos despertaría de su letargo a quienes tienen la responsabilidad de velar por la seguridad de los pasajeros, entonces quizás y sólo quizás, el “miedo” dejaría de ser una sensación…de los otros y pasaría a ser propia.
Gracias por la publicación Querida Amiga.